sábado, 30 de abril de 2011

Nicky Cruz: "David Wilkerson Nunca perdió su corazón"






Líder de pandilla convertido en evangelista extraña a su padre espiritual.
Entrevista realizada por Trevor Persaud | Publicado 29/04/2011 10:28, Christianity Today
Traducido por Ludin Gomez C

Nicky Cruz recuerda a David Wilkerson  cuando lo conoció en las calles de Nueva York en la década de 1950. El "flaco predicador" que caminaba  con un mensaje del amor de Jesús en los barrios controlados por las pandillas, en los que ni  la policía se atrevía a entrar, y  la mayoría de las bandas le temían a  Nicky Cruz, que en aquel entonces era  el temido líder de los  Mau Mau de Brooklyn.

Él recuerda al pastor  que dirigió  ministerios con influencia en todo el mundo como Teen Challenge y la Iglesia Times Square. El era un "tirador recto" que nunca "bailó alrededor de cualquier cosa. Él era muy recto, y  el   siempre decía de si mismo : "Wow, Dave, es duro."

Pero en los últimos 15 años, el hombre que  considera a  Wilkerson como un amigo y padre espiritual desde hace  medio siglo, dice que poco a poco lo llegó a conocer : "Todos estos años, David Wilkerson fue un oso de peluche."

"Siempre que lo veía, lo abrazaba y le decía, 'Te amo'. Incluso por el teléfono: "Te amo". Y Dave que  no era expresivo, [pero] cuando estábamos solos, siempre me decía  'Te amo, hijo' ", dijo Cruz a  Christianity Today en una entrevista el jueves.

La última vez que Cruz vio Wilkerson, fue  hace algunas semanas, que habló durante tres horas. Cruz le dijo acerca de Mil Pedazos, Una película  sobre la vida de  Nicky Cruz,  basada en  el encuentro con Wilkerson que  lo llevaron a su transformación.  La  historia esta basada en el libro clásico La Cruz y el Puñal (Que más tarde se convirtió en una película protagonizada por Pat Boone como Wilkerson y Erik Estrada como Cruz). El nombre de la nueva película proviene de algo que Wilkerson dijo a  Cruz después de que el líder de la banda amenazó con matarlo. " Podrías cortarme en mil pedazos y  ponerlos en la calle, y cada pedazo de gritaría que te amo"

"Nueva York en esa época fue acosada por las pandillas", dijo Cruz. "Incluso Frankenstein y Drácula tenían miedo de caminar en los barrios de New York, y él,  ! un predicador flaco ! Surgió de la nada. No hay forma de entender como un tipo  como este puede ser tan fuerte, pararse, resistir  y conquistar las calles "

"Él sabia que una  bala podía  atravesarlo, que podía morir, pero se quedó firme, porque era obediente a Jesús. Jesús le envió allí para llevar el mensaje a las pandillas.... Yo casi lo mato, porque realmente estaba totalmente lleno de odio. Fue entonces cuando me dijo que Jesús me amaba."

Wilkerson "nunca perdió su corazón" para las personas necesitadas del mundo, dijo Cruz. Los dos trabajarmos juntos para fundar Teen Challenge, una red de centros de rehabilitación dedicados a la curación de adictos a las drogas y al alcohol y otros "problemas de adicción " Más tarde, Wilkerson volvió a Nueva York para iniciar la iglesia Times Square, y Cruz se embarcó en su propio ministerio evangelístico.

"No creo que Dave llegó a pensar el evangelista que llegó a ser," dijo Cruz. "He llegado a más de 45 millones de personas sólo con el sonido de mi voz, en mi ultima cruzada,. y él estaba tan orgulloso. Una vez me dijo, 'Sabes, Nicky, que en el ministerio no es tan fácil ser un pastor, a veces...me desanimo, y cuando me desanimo, pienso en Ti, en la primera confrontación que tuve contigo, y que alcé mi espíritu, y empecé a olvidar todas las dificultades "

"David me recuerda a Jesús", dijo Cruz. "Dos cosas preciosas que me fascinan de Cristo: El hecho de que tenía los ojos bien abiertos, y siempre estaba allí, mirando a las necesidades de las personas. Dave tenía ese corazón de compasión como Jesús.".

También al igual que Jesús, Wilkerson "tomó una gran cantidad de rodeos", dijo Cruz. Desde una pequeña iglesia rural en Pensilvania, Wilkerson llegó a Nueva York en la década de 1950. En los años 70, se mudó a Texas y fundó la  organización World Challenge. En 1986, regresó a Nueva York para iniciar la iglesia Times Square. En los años 90, comenzó un ministerio de la predicación a los pastores. "Esa es la única manera de ser feliz. Se trasladó de un lugar a otro lugar para predicar el evangelio. Y te digo honestamente, yo aprendí esto de él. Porque si no,  mi vida seria muy aburrida. Pero nunca David Wilkerson fue aburrido "





miércoles, 27 de abril de 2011

David Wilkerson muere en accidente de transito.



Nota de redacción del Blog. Con profundo dolor y tristeza en nuestro corazón, pero sabiendo que ahora esta en la presencia del Nuestro Señor, hemos recibido la noticia del fallecimiento en el dia de hoy, de nuestro querido hermano David Wilkerson.
Ha partido con  el Señor uno de los Atalayas  que Dios había levantado para estos tiempos de Apostasía y confusión doctrinal. Hasta luego Hermano Wilkerson, nos veremos pronto en casa porque cada día esta mas cerca  la Gloriosa venida de nuestro Señor Jesucristo.
Oremos por su esposa Gwen, sus hijos y nietos para que Dios de consuelo a sus vidas.
Hoy como todos los dias, a las 6:00 am  recibí el ultimo  devocional enviado desde su devocionario llamado  David Wilkerson Hoy,  y con el que habitualmente iniciaba mi momento de adoración y comunión  con Dios por la mañana. Hoy 27 de abril del 2011 el devocional llevaba como titulo "Cuando todos los recursos fallan,"  y el hermano Wilkerson terminaba con estas premonitorias pero consoladoras palabras:

...Para aquellos que pasan por el valle de sombra de muerte, oigan esta palabra:
El llanto durará algunas oscuras y terribles noches, pero en medio de esa
oscuridad pronto oirá el susurro del Padre: "Yo estoy contigo". En este momento
no puedo decirte por qué, pero un día todo tendrá sentido. Verás que todo
era parte de su plan. No fue un accidente, ni ha sido un fracaso de su parte.
Agárrate fuerte. Deja que  te abrace en esta hora de dolor.
Amado, Dios nunca ha dejado de actuar en bondad y amor.
Cuando todos los recursos fallan, su amor prevalece. Aférrese a su fe.
Permanezca firme en su Palabra. No hay otra esperanza en este mundo.


Dr. Ludin Gomez C



El pastor y evangelista, David Wilkerson, autor del famoso libro "La Cruz y el Puñal" murió este miércoles en un accidente de tránsito en Texas. Tenía 79 años.

El Reverendo Wilkerson, fue pastor fundador de la Iglesia Times Square en Nueva York, y de la organización Teen Challenge.

"Con profunda tristeza debemos informarles el repentino fallecimiento del Reverendo David Wilkerson, nuestro pastor fundador," dijo el pastor de la Iglesia Times Square, Carter Conlon, en un comunicado en el sitio web de la congregación.

Conlon agregó que detalles sobre el servicio memorial de Wilkerson serían provistos más adelante.

"Por favor recuérden a la familia Wilkerson en sus oraciones en momentos cuando nuestro fundador el Rev. David Wilkerson, pasa a morar con el Señor esta noche", dijo Teen Challenge a sus seguidores en Twitter.

Al evangelista le sobreviven su esposa, cuatro hijos y 11 nietos.


Detalles del Accidente

Wilkerson conducía en dirección este en la carretera U.S. 175 de Texas, y se movió al carril contrario mientras un camión se dirigía al oeste. El conductor del camión vio el vehículo y trató de esquivarlo, pero aún así colisionó de frente, según el policía Eric Long.

Aún se desconoce que hizo que Wilkerson se pasara al carril contrario. Su esposa Gwen, quien viajaba a la par fue trasladada de emergencia al hospital, junto con el conductor del camión.

Wilkerson fue declarado muerto en el lugar.


Vida y Ministerio

Wilkerson fue el segundo hijo de una familia de cristianos pentecostales, y fue criado en Barnesboro, Pensilvania, en una casa "llena de Biblias", comenzando a predicar a los 14 años.

Después de la secundaria, Wilkerson ingresó al Instituto Bíblico Central de las Asambleas de Dios donde estudió durante dos años.

En 1953 contrajo matrimonio con Gwen Wilkerson y empezó a predicar como Pastor junto con su esposa, en pequeñas iglesias de Scottdale y Philipsburg, Pensilvania.

Más tarde, en 1957 leyó en la revista Times una historia acerca de un niño afectado de poliomielitis que fue asesinado por miembros de pandillas en Nueva York. En febrero de 1958 decidió trasladarse a Nueva York para ayudar y predicar el Evangelio a miembros de bandas delictivas y adictos a las drogas.

El 22 de Septiembre de 1971 fundó la Organización World Challenge.

En 1987 fundó la Iglesia de Times Square en Nueva York, en una época en la que Times Square era mal vista y reconocida por ser un zona frecuentada por prostitutas, fugitivos, adictos a las drogas, indigentes y estafadores, junto con shows en vivo y salas de cine para adultos. El pastor David Wilkerson, la fundó según el mismo, para ayudar espiritualmente a todas esas personas que estaban necesitadas de Dios.


Fuente:  http://www.cbn.com/mundocristiano/elmundo/2011/April/ULTIMA-HORA-David-Wilkerson-muere-en-accidente-de-transito/

sábado, 9 de abril de 2011

La "romantización" del cristianismo.



Nota de la redacción del blog: El post que ahora estoy colgando del apologista Pablo Santomauro levantará "ronchas" y herirá susceptibilidades. No es esa la intención, pero si diere lugar a ello, espero
que mis apreciados lectores; hermanas y hermanos puedan reflexionar primero y no basar sus comentarios en juicios prefabricados. Espero que cualquier comentario tenga como base la palabra de Dios, nuestra autoridad final infalible e inerrante de Fe y conducta.
Para nada soy misogino, ni mucho menos machista. Admiro, y valoro la mujer como creación de Dios siempre y cuando  le glorifique, y enaltezca su condición de criatura de Dios honrando a su creador.
Nuestra adoración a Dios ha sido invadida por un lado con expresiones culturales judaicas como la danza hebrea, en la que vemos hombres jóvenes y niños con gestualidades afeminadas no propias del varón; y por otro lado de un romanticismo dulzón, sensiblero, y sentimentalista que  degrada a Dios a la condición de cualquier  amante; pervirtiendo la esencia del amor Salvífico y redentor de Jesús,  y rebajándolo a un amor de telenovelas, y en ocasiones  con connotaciones cuasi-eróticas que  cantamos en nuestras iglesias con mas sentimentalismo que  real espiritualidad. 
Jesús Adrian Romero y Alex Campos entre otros;  han "romantizado" en sus canciones el sublime amor de Dios en las que por razones de marketing muestran un evangelio implícito, entre lineas, casi clandestino, defendido por los "simples" con el argumento  de que quien está en el espíritu sabe a quien va dedicada esa canción. Hace falta mucho valor  y heroísmo  y pensar menos  en  el dinero para cantar explícitamente a los cuatro vientos  del maravilloso amor de Dios.  
Dejo con Uds. la canción  "EL AIRE DE TU CASA"   de Jesús Adrian Romero, catalogada como una de sus tres mejores canciones,  y  saquen sus propias conclusiones.

¡Bendiciones en Cristo Jesús!


Quiero respirar el aire de tu casa,
Disfrutar de tu fragancia y llenarme de Ti
Quiero en Tu presencia estar todos los días
Y llenarte de alegría en tu jardín

Quiero estar tan cerca que te pueda respirar,
Y un solo latido pueda yo escuchar
Quiero estar tan cerca que te pueda yo tocar,
Y que tu pureza pueda yo imitar
Quiero ser Tu amigo, quiero estar Contigo

Quiero navegar el mar de tu mirada
Y saber que no habrá nada que me aparte de Ti
Quiero caminar siguiéndote los pasos
Y aprender en tu regazo lo que esperas de mí

///Quiero estar tan cerca que te pueda respirar,
Y un solo latido pueda yo escuchar
Quiero estar tan cerca que te pueda yo tocar,
Y que tu pureza pueda yo imitar
Quiero ser Tu amigo, quiero estar Contigo///

///Quiero estar contigo///





Por Pablo Santomauro 

 

¿Adonde se han ido los hombres?

 

Me siento incómodo cuando en mi iglesia esperan que acompañe con mi voz canciones modernas de amor a Cristo. Letras como “estoy enamorado de ti”,  “quiero quedarme en tu tibio abrazo”, “oh el amor entre tú y yo”, “yo soy tuyo y tú eres mío”, y otras estrofas en los cantos de adoración cristianos, tienen una carga femenina que de pensarlo bien, deberían inquietar al elemento varonil del cuerpo de Cristo. Algunas de las canciones interpretadas por estrellas de la canción cristiana femenina hay que escucharlas detenidamente para no confundirse. Las intérpretes virtualmente le cantan al Señor con palabras y expresiones que bien podrían ser dirigidas a un amante en cualquier canción secular. El nombre del galán de sus sueños simplemente parece haber sido reemplazado con el nombre de Jesús. 

 

Yo no pienso que parte de mi adoración al Salvador debe ser cantar alabanzas de proclividad erótico-romántica. Yo no deseo “acurrucarme” en los brazos de Jesús, ni susurrarle al oído cuanto le amo, tocar sus manos o deleitarme en su mirada. En lugar de ello, la Biblia me da mandamiento de adorarle y seguirle como mi Rey. Es por ello que en su mayoría los antiguos himnos eran más centrados teológica y doctrinalmente. Expresiones como “Firmes y adelante, huestes de la fe” y “Jesús es mi rey soberano” eran más adecuadas para ser cantadas por ambos géneros.

 

Justo es señalar que ya algunos himnos antiguos dejaban entreveer la fibra femenina reclamando su lugar en los himnarios. Un himno titulado “El Reposo” contiene líneas como: “Salvo en los tiernos brazos de mi Jesús seré; y en su amoroso pecho siempre reposaré.” No me digan que esto apela a la masculinidad con que Dios dotó al hombre. Anticipando la acusación que se me hará de ser un machista, invito a mis acusadores a recorrer el libro de Salmos para ver si pueden encontrar este tipo de expresiones en la alabanza a Dios.

 

La música cristiana es sólo una punta de la madeja. Si jalamos de otras puntas sueltas encontraremos otros factores causantes de que hoy en día tengamos una iglesia débil para tratar con los desafíos agresivos del humanismo, tanto secular como religioso. Según David Murrow, autor del libro Por qué los Hombres Aborrecen ir a la Iglesia [1], en determinado momento ciertos pastores comenzaron a enfocar sus ministerios, predicaciones y música hacia el sector femenino de sus congregaciones. En consecuencia, los sermones se tornan en latitudes emocionalmente orientadas, y la alabanza en letras sensibleras de efecto lacrimógeno con un fondo musical de balada romántica.

 

He observado que algunas reuniones de oración son más bien sesiones psicoterapéuticas donde los integrantes se juntan en círculo, se dan la mano, comparten sentimientos, y cantan suavemente. En los cultos tenemos la clásica posición de los brazos levantados (no en señal de poder y victoria, sino de tierno abrazo) o las palmas hacia arriba (como sosteniendo una bandeja) y los ojos cerrados mientras cantamos “Estoy desesperado por ti, tú eres el aire que yo respiro”. ¿Hablamos así los hombres? Todo esto sucede bajo la mirada de pastores que con su liderazgo y actitud confirman el antiguo refrán, “Existen tres géneros, femenino, masculino, y clérigo”.

 

En el terreno de la enseñanza las cosas no son más alentadoras. Mucha de la prédica de hoy consiste en lo que el americano llama pep talk, un término que denota un tipo de retórica con enfoque positivista. Si usted está interesado en esto puede buscarlo en las charlas motivacionales que las grandes corporaciones programan para sus empleados, no necesita ir a la iglesia. En muchos casos, el énfasis de la enseñanza está en lo emocional y las experiencias subjetivas. No falta tampoco el abundante material especializado en las relaciones con el esposo/a y la familia, que ha inundado a la iglesia.

 

En virtud de todo lo anterior, el aspecto intelectual de nuestra fe ha sido dejado a la orilla del camino. Los hombres preferimos el tipo de enseñanza que provoca nuestro intelecto y que nos equipa para confrontar diferentes corrientes de pensamiento y cosmovisiones opuestas al cristianismo. Aun somos jinetes a caballo blandiendo espada. Necesitamos ser capacitados bíblicamente para hacer de nuestro cristianismo una fuerza influyente en el mundo real de la política, la educación, la industria y los negocios (y no me refiero a la teología del Dominio). Necesitamos afirmar la noción de que el cristianismo es verdad en todos los aspectos y niveles de la vida. Necesitamos recobrar el balance entre las enseñanzas tiernas de Jesús (su amor y su pasión salvadora) y las doctrinas del pecado y el infierno. Necesitamos hombres fuertes y abnegados en los púlpitos cuya predicación vaya dirigida a los hombres. Jesucristo mismo se enfocó en los hombres como su principal objetivo discipulador. ¿No debemos hacer lo mismo hoy imitándolo a él? Por favor, no me salga con la excusa de que la sociedad judía era patriarcal y por ello Jesucristo escogió hombres como sus discípulos. Jesús escogió hombres siguiendo el diseño original que el Padre ya había establecido desde el principio y punto.

 

Lejos esté esta exhortación mía de entenderse como una plegaria a las iglesias liberales, seeker’s sensitive y emergentes. En lo que a mí respecta, estas denominaciones no son representantes de Dios, ni colectiva, ni individualmente. Están principalmente involucradas en la asistencia social y en la resistencia cívica, así como muy ocupadas luchando por los derechos de los homosexuales y procurando salvar el planeta, mientras que niegan el evangelio bíblico. Los hombres cristianos no estamos interesados en una religión tibia como ésa. Estamos compenetrados con la batalla entre el bien y el mal, la verdad y el error, Jesucristo y las huestes satánicas.

 

Los hombres que atienden nuestras iglesias hoy, luego de un tiempo terminan espiritualmente esterilizados. Han sido indoctrinados de tal forma por la agenda feminista que han mutado hacia una masculinidad neutralizada y han renunciado al liderazgo natural que Dios les ha otorgado. Muchos de ellos avanzan hacia posiciones de pastores o de liderazgo. Pueden ser populares, tener una inclinación saludable hacia las almas, pero ¿están enseñando buena apologética? Desde ya les digo, encontrar a uno que lo esté haciendo puede ser mas difícil que encontrar una aguja en una fábrica de agujas (¿Era así el refrán?).

 

Promise Keepers pareció traer un rayo de esperanza a la situación hace algún tiempo. La esperanza se diluyó cuando vimos a hombres llorando, abrazándose y cantando tomaditos de la mano.

 

¿Es todo esto sólo el reflejo de una feminización de la sociedad en general? Sí lo es. Así como el hombre secular moderno, una vez que ha claudicado ante la feminización de la cultura, es un hombre vacío y carente de principios que lo lleven a dedicar su vida a cualquier causa que requiera un mínimo de sacrificio, el hombre promedio en nuestras iglesias es un cero a la izquierda que no ha entendido que seguir a Jesús implica un sacrificio de su parte. No solamente se requiere un sacrificio, sino también un despliegue abundante de virilidad espiritual.

 

Es por esto que la sociedad occidental se desmorona frente a nuestros propios ojos. Por dentro, tenemos la erosión de los valores que nutrieron nuestras culturas bajo el constante ataque humanista secular, y por fuera el Islam, representado  por los terroristas (los líderes del resto de los musulmanes), quienes ya han discernido la incapacidad y la cobardía de este nuevo hombre de la cultura occidental. Esta cobardía se manifiesta, por consecuencia lógica, en la impotencia de los gobiernos para tratar con la prepotencia del Islam. De la misma manera, los enemigos de la iglesia en la sociedad americana (ACLU, liberales, verdes y radicales) han percibido con toda claridad que la iglesia de Cristo está plagada de “afeminados espirituales” que no levantan un dedo ante los ataques de los valores cristianos de nuestra cultura.

 

¿El camino de la recuperación? Poner verdaderos hombres detrás de los púlpitos, porque la mayoría de los pastores hoy en día, al menos en Norteamérica, no lo son. Los hombres verdaderos siguen a los líderes que son hombres verdaderos. Ya a estas alturas pienso que soy un idealista. Acabo de volver del culto dominical de mi iglesia. La alabanza que cerró la predicación decía: “Jesús, tu nombre es como miel en mis labios.”…  es como para llorar. 



[1] David Murrow, Why Men Hate Going to Church (Nelson Books), cit. Biola Connections. http://www.biola.edu/admin/connectio...minization.cfm

Obras recomendadas:

The Church Impotent: The Feminization of Christianity (Spence Publishing Company), Leon J. Podles.
Total Truth: Liberating Christianity From Its Cultural Captivity (Crossway Books). Nancy Pearcey.

Este Escrito ha sido Publicado en este blog con el Permiso del apologista Pablo Santomauro

domingo, 3 de abril de 2011

LA IGLESIA EMERGENTE –Parte I/II

                                                       Primer plano de Doug Pagitt en su “iglesia”
                                                         “The Solomon´s Porch”, en pleno “culto.


Es posible que en América Latina no sean muchos… los que hablen de este fenómeno conocido como “la iglesia emergente”. En ese sentido casi nadie puede dar una definición precisa y concisa de lo que es y de lo que no es, lo cual hace que este “movimiento” sea muy peligroso. La razón principal es que el movimiento en su conjunto así como sus líderes, literalmente; se deleitan en ser un movimiento tipo “camaleón”, es decir son un “movimiento” que se transforma y se adapta sin ningún problema al espíritu de la época, contradiciendo completamente el mandato de la Palabra de Dios que dice “no os adaptéis a este mundo”… Romanos 12:2.

Los promotores o impulsores de este movimiento expresan más o menos lo siguiente: “Creemos que si queremos que la fe cristiana sea pertinente para los tiempos posmodernos en que vivimos, debemos repensarlo todo; incluida la manera en que se ha entendido el concepto de fe. La fe cristiana no es una creencia ingenua ni una verdad irrefutable, es un acto de confianza razonable en el Dios Padre de Jesús”.

Como podemos apreciar para este movimiento la fe puede y debe ser redefinida; hasta que pueda llegar a ser una “acto de confianza razonable”; es decir no depende de Dios sino que ahora depende de los hombres, que son los que dictan como debemos creer y que debemos creer; esto se parece ni más ni menos a las mismas palabras que Satanás pronunciara a Eva en la tentación del huerto; cuando puso en tela de juicio las Palabras de Dios y sembró la duda y la desconfianza en el corazón de Eva, haciendo que se moviera de la Verdad absoluta a una subjetiva, re-interpretada por su mente y adaptada a sus deseos.

Como ya comentamos más arriba son muy pocos los que tienen la definición exacta de este movimiento porque es una iglesia que está “evolucionando”; pero podemos identificar algunas de sus características más sobresalientes:
  • La evangelización, con valores de justicia social
  • La compasión
  • La comunidad, enfatizando el arte y la cultura
  • La relación genuina con Dios.
  • Innovación en la liturgia
  • Visten informalmente, de modo que pueden atraer a los jóvenes
  • Usan extensamente la Internet y los Web blogs
  • No son jerárquicas y están abiertas a puntos de vista múltiples
¿Pero quién es el principal exponente o fundador de este movimiento? Brian McLaren, es considerado el creador de la iglesia emergente. Fue el fundador de la Iglesia de la comunidad de Cedar Ridge Community Church en Spencerville, Maryland. Recientemente la revista Time lo calificó como uno de los 25 evangélicos más influyentes de EE. UU. Brian compara su obra con las misiones extranjeras, que usan el idioma y la cultura locales, sólo que están dirigidas a la vasta población de jóvenes estadounidenses que no pertenecen a ninguna iglesia.

Según Brian McLaren la iglesia emergente crece, porque los cristianos desean una vida más auténtica. McLaren es líder de un grupo llamado Emergent Village.
McLaren afirmó recientemente que la iglesia de hoy “siente que con frecuencia estamos lejos del mensaje esencial de Jesús, un mensaje de compasión hacia uno mismo y hacia el prójimo”.

Esas palabras suenan muy bien pero lamentablemente las convicciones y verdades que sostiene esa forma de pensar no están ancladas en la Verdad (Es decir en La Palabra de Dios, La Biblia). Me preguntarás ¿Cómo sabes eso? Déjame mostrarte lo que el mismo McLaren escribió:
“Para muchas personas el nombre de Jesús se ha convertido en un símbolo de exclusión, como si la declaración de Jesús ‘Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino a través de mi’ signifique en realidad: ‘Yo estoy en el camino de las personas que buscan la verdad y la vida. Yo no dejaré que nadie vaya al Padre a menos que lleguen a través de mi.” [1] 
“Sin embargo, debo añadir que no creo que el hacer discípulos deba ser igual a ser adherente a la religión cristiana. Puede ser aconsejable en muchas circunstancias, no en todas, ayudar a las personas a hacerse seguidores de Jesús y que permanezcan dentro de sus contextos budistas, hindúes o judíos. Usted dirá que esto es complicado y estoy de acuerdo. Pero francamente, tampoco es del todo fácil ser un seguidor de Jesús en el contexto de muchas religiones ‘cristianas.’” [2]

Como podrán apreciar ahí está el meollo del asunto, es decir no se trata de rechazar o refutar las buenas ideas o los buenos conceptos, sino saber cuál es su origen de donde proceden esas “buenas” ideas y conceptos y ver si son producto simplemente de la mente humana o doctrinas y pensamientos inspiradas por demonios.

Lamentablemente la Iglesia Emergente está obsesionada como Eva con re-descubrir la verdad, a través de los sentidos (2 Corintios 11:3) y es por eso que están buscando no sólo contextualizar el evangelio o la iglesia al mundo posmoderno, sino que lo que se proponen es un relectura del evangelio, y por tanto del cristianismo historio; para ello, se enfocan en el desencanto que ha producido la modernidad.

Los emergentes no sólo buscan alcanzar a las generaciones posmodernas sino que van más allá, van hasta las mismas bases y fundamentos del cristianismo y la teología cristiana bíblica histórica, para ponerla en duda y sembrar la desconfianza en aquellos que son presas fáciles de sus artimañas porque se presentan como ángeles de luz con nuevas revelaciones y nuevas enseñanzas.

En ese sentido los emergentes no buscan aplicar el evangelio a la posmodernidad, sino que quieren acomodarlo al espíritu de la época “quitándose los anteojos” de la modernidad la cual según ellos, les ha predispuesto a entender el cristianismo y la iglesia, de una manera limitada; por tanto desean mirar el evangelio con “sus propios anteojos” sin importarles minimizar o destruir el fundamento sobre el cual ya está fundada la Iglesia de Cristo. 
_________________________________________________________________________________________________________
[1]McLaren, Brian, Una Ortodoxia Generosa, Grand Rapids: Zondervan, 2004, Pág. 70.
[2]McLaren, Brian, Una Ortodoxia Generosa, Grand Rapids: Zondervan, 2004, Pág. 260.


Fuente: Cristianismo Histórico